Arcion logo
arcion
06/08/2010

EL MIEDO A LA RECESIÓN CONTINUA EN ESPAÑA EN EL SEGUNDO SEMESTRE DEL 2010

“Los nuevos signos que apuntaban hacia una recuperación de la economía española corren riesgo de ser sofocados”

* El Crecimiento Corporativo oculta una debilidad más amplia
* Los recortes del Gobierno impactan en proyectos de construcción
* Gran economía podría volver a caer en la recesión
 
  Por Paul Day

   VALENCIA, España, 02 de agosto (Reuters) - La maltrecha economía española mostró signos de recuperación en el primer semestre de 2010, pero las empresas y los economistas temen que las medidas de austeridad destinadas a recortar la deuda pública puedan derivar en  una nueva recesión de larga duración en la cual, un sector clave como el de la construcción, se lleve la peor parte.

    El beneficio total de las empresas líderes de los 30 países subió en los primeros seis meses del año anterior, la economía creó empleos por primera vez en dos años en el periodo de abril a junio y el nerviosismo de los mercados de deuda se ha calmado.

   Pero la recuperación está a punto de enfrentarse a desafíos profundos.

   "A excepción de las exportaciones, que estarán bajo una presión creciente en el 2011 debido a las medidas de austeridad impuestas por toda la zona del euro, no puedo ver  de donde vendrá el creminiento", dijo Raj Badiani, economista de IHS Global Insight.

   Ha habido señales alentadoras de recuperación en gran parte de la zona euro, especialmente en Alemania, y los beneficios esperados para el segundo trimestre de asl empresas, invitan al optimismo.

   Pero las expectativas para el 2011 siguen siendo sombrías para la cuarta mayor economía de la zona euro, en donde los economistas y los expertos contradicen las previsiones de crecimiento del gobierno considerándolas demasiado optimistas.

   Las previsiones oficiales de España, que creció por primera vez en dos años en el primer trimestre, apuntan a que a pesar de la contracción, la economía se contraerá durante este año en su conjunto y esperan un de crecimiento del 1,3 por ciento en 2011 y cerca de un 3 por ciento en 2012.

   Sin embargo, el bajo ahorro tanto del gobierno como de los consumidores, y el ajuste sobre la inversión en construcción, tendrán una gran repercusión en el próximo año y Badiani prevé contracciones trimestrales a partir del tercer trimestre de este año hasta mediados de 2011.

   Después de que el déficit público de España subiera al 11,2 por ciento del PIB en 2009, y de un superávit dos años antes, el gobierno planea ahorrar unos 65 millones de euros este año y el próximo incluyendo recortes salariales para los trabajadores estatales y un aumento de dos puntos para el impuesto al valor añadido.

   RBS calcula que la posibilidad de que se produzca una nueva recesión es del 60 por ciento, mientras que el Fondo Monetario Internacional, que sólo espera un crecimiento del 0,6 por ciento el próximo año y un 1,7 por ciento al año siguiente, también cree que la recuperación sera débil y frágil.

LAS EMPRESAS ESTAN TEMEROSAS

   Las maltratadas constructoras españolas, que después del estallido de la burbuja inmobiliaria, están  viendo como los recortes de gasto público planeados por el gobierno, les repercuten directamente.

   Arción, constructora de mediano tamaño, ve por delante un año doloroso si el gobierno retrasa o cancela una quinta parte de sus contratos de obras públicas con el objetivo de reducir radicalmente € 6,400,000,000 de gasto público.

   "La administración central es uno de nuestros principales clientes. Hemos estado creciendo con fuerza, pero este año y el próximo vamos a seguir estancados o incluso decrecer un poco. Va a ser difícil", dijo Antonio Medrano, presidente de una constructora con 24 años de experiencia radicada en Valencia, en la costa este de España.

   Pero el dolor no se limitará a ese sector.

   El gigante de las telecomunicaciones, Telefónica considera que la caída de ingresos en España continuará y advierte de que la recuperación del consumo podría ser lenta, mientras que el banco más grande de la zona euro, el Banco Santander  y otros bancos españoles diciendo que la morosidad puede alcanzar un máximo a mediados de 2011 en lugar de a finales de este año.

   Desde la implosión de la construcción hace dos años, el número de trabajadores de la construcción desempleados se ha más que duplicado hasta alcanzar a casi 600.000 y el sector se ha reducido hasta representar el 11 por ciento de la economía en lugar del 18 por ciento que suponía anteriormente.

   Los sindicatos advierten de que los recortes del gobierno en el gasto en infraestructura pondrán 115.000 empleos más en peligro.

   Muchos contratistas temen que estos recortes constituyan el principio de un paquete de medidas destinadas a reducir costes de un gobierno desesperado por problemas de liquidez.

   "La situación es muy incierta en este momento, es muy preocupante", dijo Medrano, cuya empresa, Arción, originariamente de dedicaba a la restauración de antiguas iglesias y castillos españoles, pero con el tiempo, se ha diversificado llegando a desarrollar grandes proyectos como carreteras y tramos de vías para la alta velocidad.  

EL CONSUMO SE ESTANCA

   El otro pilar de la economía de España, el consumo privado, también se estancará durante el próximo año, debido distintos factores como el más de 20 por ciento de desempleo, los recortes salariales, los recortes en las pensiones, las reducciones de bienestar y el aumento de impuestos.

   Los servicios representan más del 60 por ciento del PIB, pero con los consumidores recortando sus tarjetas de crédito, destinando el ahorro de lo que ganan para pagar deudas personales a costes altos o a crear un colchón por si vienen tiempos difíciles, hay pocas esperanzas de crecimiento.

   Las ventas de automóviles cayeron un 24 por ciento en julio debido a las cancelaciones de las subvenciones y la subida del IVA y la asociación del coche ANFAC espera una caída del 30 por ciento en el segundo semestre.

   "El hundimiento del mercado que se espera en la segunda mitad del año es alarmante para el empleo ... y podría provocar la desaparición de muchas pequeñas y medianas empresas", dijo ANFAC.

   Las ventas minoristas crecieron en junio por segunda vez este año después de 28 meses consecutivos de caídas pues los compradores se agolparon para comprar artículos de gran billete antes de la subida del IVA, pero el segundo semestre se espera que la gente no consuma una vez más.

   El sector del turismo, que representa el 11 por ciento del PIB de España, no le está yendo mucho mejor ya que hoteles a lo largo de la costa, cerca de Valencia, presentan informes de 2010 como uno de los peores desde que comenzó la crisis, con playas vacías y restaurantes a medio llenar.

   La mayoría de los 4,6 millones de desempleados reciben dádivas del gobierno, pero estas  tienen una duración de sólo dos años y mucha gente que se encuentra en el paro se le está acabando esta ayuda.

    Con 1,3 millones de hogares con todos los miembros en el paro y con casi un cuarto de estos hogares que no reciben ninguna prestación, los españoles aceptan silenciosamente que las penurias de la recesión pueden alargarse un año más.




 
© Arción S.A. Construcciones - Página web optimizada para Internet Explorer - Resolución mínima 1024 x 768 - diseño planealia